Historias que no tienen final

viernes, 4 de enero de 2013

EL JUEGO DEL AMOR EXPRESS

El amor express es un hecho. Está ahí, en la calle, en el día a día de personas sanas mentalmente y sin ningún tipo de desvarío emocional. El amor express, científicamente, existe (o no, yo qué sé).

Primero la ves ahí sentada, sonriendo, hablando sobre cualquier cosa con alguien que pasa totalmente desapercibido para ti. ¡Vaya! Menuda personilla acabas de ver, tienes que conocerla, ¡es una cuestión de vida o muerte!.
Antes de nada buscas en internet, ves sus fotos (¡es lo más bonito que has visto nunca!), tal vez descubras alguna afición que pudiera ser que alguna vez te haya interesado o tenga posibilidad de llegar a interesarte casualmente en los próximos minutos, descubres que ha estado en Roma (¡tú también has estado en Roma!), puso en su muro del facebook una canción de los Beatles (¡le encanta la buena música, como a ti!)... Descubres un montón de detallitos que te hacen pensar que tal vez, después de tantísimo tiempo de búsqueda, hayas encontrado a esa persona que estás buscando.
Buscas las conexión, la encuentras, mueves los hilos y por fin te la presentan de una forma más o menos informal. Haces algún chiste que llevas preparado (¡apenas suena forzado, eh!), introduces suspicazmente alguna referencia a Roma, tarareas "All you need is love" y te despides fingiendo algún tipo de emergencia que te haga parecer una persona interesante; no sin antes hacer el originalísimo comentario que nunca nadie ha hecho antes: "a ver si nos vemos pronto", aunque tú ya sabes que sí que lo haréis.
Consigues su teléfono, le mandas algún mensaje intentando aparentar que tienes una gracia natural y, por fin, le pides una cita (¡ya era hora!). Acepta y quedáis. Tras una tarde normalucha la acompañas a casa esperando el momento perfecto para besarla pero no surge, así que la besas cuando ella ya ha abierto la puerta e intentas darle pasión para ver si te deja subir a su casa (¡qué romántico!). No te dejará... hasta la tercera cita (creo que me suena a... esta serie americana... ¿o era una película?... ¿cómo se llamaba?... ¡ah, sí! ¡¡¡TODAS LAS DEL MUNDO!!!).

Bueno, gracias a Dios el destino no está escrito y esto sólo es una tontería que me acabo de inventar, ¿verdad?

2 comentarios:

  1. :-) non avevo letto questo post... che simpatico! :) (Diani)

    ResponderEliminar