Historias que no tienen final

jueves, 16 de junio de 2011

... sin embargo, SOMOS ETERNOS

Lo tenía todo pensado a la perfección pero calculé mal. Hubo un pequeño detalle que no tuve en cuenta.

Este Erasmus me ha bendecido con una chica maravillosa entre los brazos y yo estaba encantado de lo que teníamos. Inevitablemente, en algún momento, piensas en el final de esta historia: relación a distancia, ideas para irte a trabajar al extranjero, punto y final... son demasiadas cosas las que te pasan por la cabeza. Al final actuamos con cabeza y decidimos dejarlo para no juzgar nuestros recuerdos por un casi inevitable final que cambiara todo. Eras perfecto. Una relación que no tiene final. Todos nuestros recuerdos son perfectos, no tenemos ninguno malo y, si lo tuvimos, lo disipamos con palabras.
Pero había algo con lo que no contaba: la última imagen. No había pensado que esa última imagen iba a pesar tanto en mi mente como lo está haciendo ahora. Esa imagen triste, separados por el cristal del tren, mirándonos impotentes porque no podemos hacer nada. La última vez que miré esos increíbles ojos azules estaban rojos por las lágrimas. La última vez que me miraste, a través de aquel cristal, estaba sentado en un banco del andén sin poder parar de llorar. Nuestra última imagen.

Sin embargo, el tiempo es el mejor amigo del hombre y todo lo cura así que al final ese recuerdo quedará reducido a una pequeña imagen entre todas las historias que hemos vivido. Al final esta historia no tendrá final y cada vez que la recordemos no veremos el tren sino muchas otras cosas increíbles que hemos vivido juntos. Volveremos a vernos y seremos felices porque recordaremos otras historias, no la última.
Al final seremos eternos.

domingo, 12 de junio de 2011

ESTA HISTORIA NO TIENE FINAL

Cuando firmas un contrato tienes que hacerlo con cuidado, con mucho cuidado. Tienes que poner especial interés en la letra pequeña, aunque ésta esté implícita. Al firmar el contrato de una beca Erasmus está implícito que tras 9 meses de estancia en tu lugar de destino tienes que volver a la “vida real”. Lo sabes… pero no lo piensas. Entonces, con los nervios, la felicidad y el miedo que conlleva embarcarte en una aventura así firmas el contrato y te vas a otro país, triste por lo que dejas atrás y con miedo porque no sabes qué vendrá.

Mis primeras 18 horas en Dijon (Francia) fueron horribles. Junto con mi compañero de por vida, Carlos Carranza, vivimos una odisea por las estaciones de trenes francesas, arrastrando las maletas por las escaleras (no hay escaleras mecánicas en las estaciones francesas), equivocándonos de trenes y sudando a causa del peso de la enorme maleta y el calor agobiante de aquel día… pero por fin llegamos a Dijon. La odisea continúa.

Encontrar la residencia, esperar a que te den tu habitación, escuchar como una persona te da unas indicaciones en un idioma que no entiendes, subir hasta el 4º piso con el maletón, tirarte en la cama y sentirte tremendamente solo. Nosotros no lo sabíamos pero esa noche ya tuvimos nuestro primer encuentro con españoles mientras esperábamos a que nos dieran nuestro cuarto, pero no nos enteramos.
El día siguiente fue horrible, demasiado papeleo y pocas ganas por parte de los demás de ayudarte. Esa tarde, maldiciendo Francia, vagábamos por el campus de Dijon sin ningún destino hasta que de repente, empezó nuestro Erasmus. “¡Carlos!”. Gracias a las redes sociales nos reconocieron nuestros hermanos dijoneses (“¡un millón de gracias, internet!”). De repente estábamos en nuestra primera fiesta Erasmus hablando con unas cuarenta personas más.

Desde entonces hemos pasado muchísimo. En seguida haces cariño de Erasmus, todo el mundo tiene las mismas necesidades que tú. Así, a los nueve días de estar en Dijon, me subí a un coche con cuatro extremeños y nos fuimos a Munich para disfrutar de la cerveza del OktoberFest. Desde entonces todos hemos vivido cosas maravillosas juntos, increíbles, alucinantes… imposible describir un Erasmus con palabras. No sé si alguien será capaz de hacerlo algún día pero creo que hay cosas tan maravillosas que las palabras no pueden describirlas.

Pero claro, en esta vida todo termina. Llegan las despedidas. Intentas quitarte presión pensando que vais a volver a veros dentro de no mucho tiempo pero sabes que ya no es lo mismo. Ahora mismo, la personas a las que estoy diciendo “hasta luego” son mi grupo de amigos (con todo el respeto del mundo a mis Avalanchas de Monzón), son mi apoyo, mi muleta… mis hermanos. El momento del último abrazo es muy duro, hay demasiado presión. No sabes qué decir pero intentas que seas especial. Yo no soy una persona que llore. En el momento intento llevar las cosas con humor para que sea más fácil para todos, es después cuando se complica. Cuando necesitas a esas personas y ya no están. Es entonces cuando notas que te falta algo (click). Es entonces cuando yo lo noto. Cada persona es como es… al final es duro para todos.
Al final el recuerdo que queda no es el de decir adiós, sino todos los momentos enormes que habéis pasado juntos. La despedida es un capítulo más en esta historia que no tiene final porque no es una despedida, es un hasta luego.

Dentro de un mes estaré tirado en mi sofá de Monzón, acordándome de muchísimas historias de este año y sonreiré alegre porque las he vivido junto a gente maravillosa. Dentro de unos meses nos juntaremos todos otra vez y no hablaremos de estos últimos días, hablaremos de lo bien que lo pasamos cada vez que nos juntábamos todos, recordaremos historias y nos abrazaremos con todo el cariño que nos tenemos. Porque nos queremos y porque somos un grupo cojonudo.




domingo, 22 de mayo de 2011

...sin embargo, CADA DÍA

La mayoría de los días del año no tienen nada de especial. Durante la mayoría de días del año no ocurre nada que vaya a perseguirnos durante toda nuestra vida. La magnífico de nuestra existencia es saber seleccionar los pequeños momentos diferentes de esta rutina, esa milésima de segundo que te hace sentir que cada día es diferente al anterior.
Sin embargo, durante estos nueve últimos meses de Erasmus, no he sentido ningún acercamiento de la rutina a mis días.
¿Qué pasará dentro de menos de un mes cuando todo se acabe y tenga que volver a encontrar ese pequeño detalle que haga del presente un instante y no un largo período de tiempo?

AUPA ZARAGOZA Y ENTALTO ARAGÓN

Ayer el Real Zaragoza , tras nueve meses de sufrimiento, alcanzó su objetivo de la permanencia en Primera División.
Me da pena ver como hay más aragoneses que apoyan a otros equipos en vez de animar al equipo de su tierra. ¿Sufren mucho viendo el partido por televisión? ¡Que pregunten a los 12000 zaragocistas que ayer se desplazaron a Valencia cuánto sufrieron!

¿Zaragoza se rendirá? La muerte al que esto diga.
Zaragoza no se rinde. La reducirán a polvo: de sus históricas casas no quedará ladrillo sobre ladrillo; caerán sus cien templos; su suelo abriráse vomitando llamas; y lanzados al aire los cimientos, caerán las tejas al fondo de los pozos; pero entre los escombros y entre los muertos habrá siempre una lengua viva para decir que Zaragoza no se rinde.
- Benito Pérez Galdós, Zaragoza

miércoles, 18 de mayo de 2011

INTERRAIL VIII - Campo de concentración Sachsenhausen


Demasiado horrible como para describirlo.
Te des cuenta de que lo que vas a ver es horrible cuando, durante el desplazamiento hacia Oranienburg, hablando con tu guía le dices que hace muchísimo frío y que está lloviznando y él te contesta: "Ellos soportaban temperaturas desde -40º hasta 50º siempre con el pijama a rayas y estaban obligados a levantarse cada mañana".
Todo demasiado horrible. Cuando vas a un campo de concentración ya sabes a lo que te enfrentas pero cuando te lo cuentas y lo ves comprendes que es imposible sentir empatía, nuestra imaginación no nos permite situarnos en esa situación.
Cuando llegaban, lo primero que leían era: "El trabajo te hace libre", pero, un momento después, un nazi les señalaba la chimenea y les decía: "Esa es la única salida".


INTERRAIL - VII Berlín

Vengo hablando de Budapest y Praga, dos ciudades que realmente me enamoraron y ahora paso a lo que fue nuestro último destino: Berlín. Praga y Budapest poseían una estética más antigua, más de los años 50, pero Berlín es una ciudad completamente nueva. Ser respira modernidad por todas las esquinas. La ciudad es realmente bonita, se nota que su única fuente de ingresos es el turismo.
Nuestra guía nos contó un par de historias sobre el alcalde de Berlín que hicieron que me cayera simpático:
1- Tres semanas antes de las elecciones se declaró homosexual. Con dos cojones, claro que sé.
2- En una entrevista le preguntaban sobre la gran deuda de la ciudad y este respondió con chulería: "Sí, sí. Berlín es pobre pero sexy".
Es una ciudad que terminó de pagar las deudas de la I guerra mundial (debo hacer incapié en PRIMERA) hace muy pocos años por lo que su deuda sigue siendo desorbitada.

Pero lo más importante de Berlín no es visitar la ciudad, si no hacerlo con alguie que te explique su HISTORIA. Todos conocemos los hechos ocurridos en la II guerra mundial (nunca se debería escribir la palabra con guerra con mayúscula) pero que te los cuente alguien especializado justo delante del lugar donde ocurrieron impresiona mucho. Es imprescindible tener un guía en una ciudad así porque nosotros nos encontrábamos delante del muro de Berlín y pensábamos que la calle estaba en obras.

La historia de Berlín impresiona, pero hay algo que nos dejo a todos sin aliento...



martes, 10 de mayo de 2011

INTERRAIL VI - Praga


No hay palabras para definir la belleza de Praga. Debería haberlas pero no las hay. Desde el gracioso y regordete guía cubano que nos hizo un recorrido turístico y gastronómico por toda la ciudad hasta el maravilloso Palacio Real de Praga son lugares en los que hacerte una foto no es suficiente, debes retenerlos en tu cabeza. Toda la ciudad, tanto de día como de noche, resplandece como una estrella fugaz que se perdió y se estrelló en Europa.

viernes, 6 de mayo de 2011

INTERRAIL V - Budapest


Budapest fue una gran sorpresa. ¡Qué maravilla de ciudad! La Plaza de los Héroes, el Punte de las Cadenas, Andrássy út, el Bastión de los Pescadores... Sin duda alguna fue la gran sorpresa de este gran viaje. Budapest tiene un encanto que pocas ciudades pueden alcanzar. Cada paso se respira un aire antiguo, "parece una ciudad comunista" decía mi amiga. Dos noches en Budapest para poder disfrutar del turismo nosturno y fiesta erasmus para no perder costumbre.
La gran ciudad desconocida de Europa.



PD: Mención especial a lo ecónomico de viajar a Budapest (Medio litro de cerveza - 0,70€)

INTERRAIL IV - Viena


Viena es una gran ciudad. Grande, majestuosa, bonita... Tiene la ventaja de ser una ciudad muy turística con todos los monumentos y lugares de interés muy céntricos, todos seguidos. No has terminado de hacerte la foto en la catedral que ya estás pensando en la pose que te vas a hacer en la Academia de Bellas Artes. Preciosa.
Pero que no quisiera haceros una mala idea. A pesar de estar todo cerca nos dieron las seis y media de la tarde y estábamos pensando en hacernos un Cola-Cao e irnos a dormir. El turismo es agotador.
Pero lo que voy a recordar toda la vida de esta ciudad no será su arquitectura, sus museos ni su plazas... será el "albergue". Una antigua discoteca con una pequeña cocina y una literas oxidadas nos dieron cobijo durante dos noches. Pero tampoco podemos quejarnos, costaba 4 euros la noche.

PD - Otro dato dignísimo de mención: Tuvimos la oportunidad de ver al auténtico "chino-negro".


martes, 22 de marzo de 2011

INTERRAIL III - "Zurich" + 8 horas de tren

Sí, "Zurich" entrecomillado porque realmente no lo cuento como ciudad visitada ya que fue un mero transbordo antes de alcanzar la primera gran capital europea visitada: Viena.
2 horas de tren + 40 minutos en Zurich + 8 horas de tren = Locura + Llegada a Viena.
¿Qué se puede hacer 40 minutos en Zurich? Tonterías... muchas tonterías. Aquí os dejo una de ellas:


video

Tras esta pequeña escala nos aguardaba un viaje de 8 horas en tren, con el cansancio acumulado de los viajes anteriores y del turismo por Basilea. Parecía que iba a ser un viaje tranquilito, incluso lo afrontábamos con valentía... pero todo se torció al final cuando nuestro compartimento se convirtió en una Erasmus Party en toda regla: gente gritando, bailando, subiéndose al lugar de las maletas, mandando callar a las personas que nos mandaban callar... una puta locura.


video

lunes, 14 de marzo de 2011

INTERRAIL II – Basilea

Lo cierto es que ir a Basilea era sólo por motivos económicos a la hora de seleccionar los trenes, pero fue divertido pasar una tarde creyendo que podríamos cruzarnos con Roger Federer en su ciudad Natal. Tan sólo una tarde con un cielo gris y niebla para aumentar la expectación de la ciudad.
Al tratarse de tan poco tiempo no nos interesamos en la ciudad y no buscamos información ni ningún Tour express pero fue muy divertido visitar el centro de la ciudad y los hermosos puentes que unen sus dos partes. De rebote entramos a un museo de historia natural con figuras de dinosaurios.


¿Recomiendo Basilea como destino de un viaje? No.
Se encuentra fuera de la unión europea y, aunque se puede pagar con euros, siempre te darán el cambio en francos suizos y saldrás perdiendo. Además es demasiado cara y no hay demasiadas cosas para ver. ¿Una ciudad bonita? Sí, por descontado, pero no creo que vuelva.

domingo, 13 de marzo de 2011

INTERRAIL I - El placer de viajar


La mejor forma de romper una rutina (aunque ésta sea un placer) es viajar y, esta vez, el viaje fue muy repentino y muy grande. Al principio lo tratamos como el típico plan que no va a ningún lado pero esta vez las cosas cambiaron, porque ahora no estamos en España y tenemos que aprovecharlo.
En mi vida he hecho 3 viajes pero en dos de ellos era muy pequeño y apenas los recuerdo, en el otro no era consciente de que esataba viajando. Este ha sido mi primer viaje del que soy consiente de estar haciéndolo.
El viaje fueron 11 días, un billete de tren y seis ciudades a nuestros pies: Basilea, Zurich, Viena, Budapest, Praga y Berlín. Europa ya no tiene fronteras.
Nueve amigos, risas y muchas ganas de estar juntos… ¿alguien da más? Cargad el petate y bienvenidos a las 9 entradas sobre el interrail.


lunes, 21 de febrero de 2011

La música de hoy

Parece que en España la música es el tema de conversación más común entre la gente ahora mismo. Esto ya era algo común entre los jóvenes, que por fin parece que podemos hablar de más cosas además de fútbol y de tetas, pero no era algo tan común entre la gente ya un poco más madurita. Gracias al famoso discurso de Álex de la Iglesia y a la Ley Sinde parece que la música vuelve a estar en primera plana (¡bien!).

Operación triunfo ha cerrado antes de tiempo, cosa de la que me alegro muchísimo, como ya dije en este post (Operación Fracaso). Es algo totalmente comprensible ya que la gente ya no necesita escuchar malas canciones por la radio, no lo necesitamos porque ahora tenemos muchísima más cultura musical. Ahora todo el mundo conoce “el otro lado”, ahora la gente escucha Muse, Love of Lesbian, Arcad Fire, Kings of Leon, Rulo y la Contrabanda… y cuando digo gente me refiero a todo el mundo. Internet (Spotify) ha abierto la mente de toda la gente que se conformaba con lo que había, ¿para qué queremos ahora un OT de gilipollas engominados si podemos escuchar buena música de verdad? No estoy criticando al pop, ni mucho menos, siempre será el género de masas, el dominante, y siempre nos dará buenas canciones, eso está claro, pero lo cierto es que la supremacía del pop ha bajado un escalón y otros estilos lo persiguen muy de cerca.

Ahora el pop pierde poder, como al comienzo de los 90’s lo hizo el Rock, por eso estamos asistiendo a una explosión de grupos indies desde hace unos cinco años, porque ya no nos satisface lo que nos daban.

Alex de la Iglesia decía que internet es cultura y tiene toda la razón. Me alegro de que con las redes sociales la gente se de cuenta de que hay más música por escuchar. El corporativismo en la música está perdido pero así se le otorga de verdad el poder al músico. Ahora los jefes son los músicos y nadie puede decir nada al respecto, es su canción y, con ayuda de internet, la va a escuchar toda España, algo que hace 5 años era imposible. Pierden los burgueses y ganamos el proletariado.

viernes, 11 de febrero de 2011

Gritando en silencio - Allí estaremos

Gritando en Silencio entraron en mi vida hace tres años con esta canción (Rutina en las venas). Fue como descubrir petróleo entre lo absurdo de la música actual, tan falta de una renovación. En un primer momento me calaron con sus rock de medio tiempo y sus impresionantes letras pero ahora se han superado. El segundo adelanto de su segundo disco (“Maldito”) lleva por nombre “Allí estaremos” y, de verdad, me ha emocionado. Pocos grupos pueden decir las cosas de esta forma y tener tanta razón.
La esperanza dentro de esta desesperanza es la Revolución que tanta falta hace al mundo (“estaré junto a ti para tirar la primera piedra”).

Entre el despotismo de esta cruel vulgaridad,
aún arden los sueños y la libertad,
somos insensibles desde la comodidad del "no tengo fuerzas para cambiar nada",
lastimosamente el enemigo está detrás de una espesa niebla,
de gente almidonada,
revolucionarios apuñalan sin notar que la mascarada no deja ver nada,
y dan palos de ciego, pero algún día encontrarán,
que está aquí, no hay que buscar.

Ni todos los idiotas con cruces de madera,
ni todos los países con cañones y banderas,
no le han dado al mundo un golpe tan certero,
como el que nos han dado con el maldito dinero,
nacemos esclavos del sitio en que nacemos,
nos crían teniendo miedo a los que desconocemos,
pasarás la vida pagando por tu vida,
a un hijo de puta que ha amañado la partida,
miles de batallas no han buscado al enemigo,
luchas que perdemos por no encontrar el camino,
ir a la raíz del verdadero cambio y saber que cuando llegues,
estaré junto a ti, para tirar la primera piedra,
estaré junto a ti, desenterrando a la vieja libertad.

No vamos ganando y no hace falta mencionar que nunca lo haremos,
al menos no en su juego,
es más que propaganda, lo que sale en televisión,
la guerra ha comenzado y nadie se ha enterado,
todo continúa, muchos hombres contra pocos,
que se esconden tras la escena, tras la cámara sin fotos,
somos herederos, la lucha la empezaron otros,
pero somos un relevo y la esperanza está en nosotros.

Ni todos los idiotas con cruces de madera,
ni todos los países con cañones y banderas,
no le han dado al mundo un golpe tan certero,
como el que nos han dado con el maldito dinero,
nacemos esclavos del sitio en que nacemos,
nos crían teniendo miedo a los que desconocemos,
pasarás la vida pagando por tu vida,
a un hijo de puta que ha amañado la partida,
miles de batallas no han buscado al enemigo,
luchas que perdemos por no encontrar el camino,
ir a la raíz del verdadero cambio y saber que cuando llegues,
estaré junto a ti, para tirar la primera piedra,
estaré junto a ti, desenterrando a la vieja libertad.