Historias que no tienen final

lunes, 14 de marzo de 2011

INTERRAIL II – Basilea

Lo cierto es que ir a Basilea era sólo por motivos económicos a la hora de seleccionar los trenes, pero fue divertido pasar una tarde creyendo que podríamos cruzarnos con Roger Federer en su ciudad Natal. Tan sólo una tarde con un cielo gris y niebla para aumentar la expectación de la ciudad.
Al tratarse de tan poco tiempo no nos interesamos en la ciudad y no buscamos información ni ningún Tour express pero fue muy divertido visitar el centro de la ciudad y los hermosos puentes que unen sus dos partes. De rebote entramos a un museo de historia natural con figuras de dinosaurios.


¿Recomiendo Basilea como destino de un viaje? No.
Se encuentra fuera de la unión europea y, aunque se puede pagar con euros, siempre te darán el cambio en francos suizos y saldrás perdiendo. Además es demasiado cara y no hay demasiadas cosas para ver. ¿Una ciudad bonita? Sí, por descontado, pero no creo que vuelva.

1 comentario:

  1. Curiosa información a tener en cuenta.
    Espero la próxima entrada :)

    ResponderEliminar