Historias que no tienen final

domingo, 24 de octubre de 2010

Un mes

Recuerdo mi último período de exámenes en Zaragoza en el que estuve un mes sin volver a mi casa, sin volver a Monzón. Tenía unas ganas de volver inmensas a pesar de saber que tras irme de Zaragoza estaría dos meses sin ver a esos amigos mañicos a los que tantísimo quiero.
Un mes en Dijon. Un mes. Pocas ganas de que llegué Navidad para volver a casa.
Es cierto que a veces me gustaría que, al subir la persiana por la mañana, pudiera estar en Monzón por un instante. Abrir la ventana, ver mi Pueblo y volver. Asegurarme de que todo está bien y volver a Francia para seguir con esta extraña “vida real” que tengo ahora mismo.
Nunca he creído en el amor a primera vista por eso sé que voy a seguir enamorándome de Dijon poco a poco, lentamente, dulcemente… paseo a paseo, beso a beso.

1 comentario:

  1. Pocas ganas de q llegue Navidad?? jo, q poquito nos echas de menos!

    ResponderEliminar